h1

Un vigués patenta un una cápsula espacial para evacuaciones de emergencia en aviones

25/11/2010


Fotografía y noticia de La Voz de Galicia

La primera vez que Agustín Aguinaldo Álvarez Fernández montó en avión había turbulencias y tuvo un vuelo horrible.

Esa mala experiencia agudizó el ingenio de este técnico de turismo vigués de 41 años que ha ideado y patentado un sistema de cápsulas para evacuar la tripulación y los pasajeros de un avión en caso de emergencia. Pero su invención podría tener también otros usos, como por ejemplo, aprovisionamiento aéreo y podría ser muy útil en casos de desastres naturales para hacer llegar la ayuda humanitaria.

La idea, que patentó inicialmente en el año 1995 y que ha mejorado hace unos meses, consiste en cambiar la actual estructura de los aviones. El interior del fuselaje estaría formado por un conjunto de cápsulas independientes, puestas una a continuación de la otra, que servirían de habitáculo para pasajeros, tripulación y mercancía. La cabina de los pilotos sería la primera de las cápsulas y tendría forma cónica para adaptarse a la forma de la parte frontal de los aviones y el resto sería de forma cúbica. Este sistema permitiría que a través de una cinta transportadora estas piezas se podrían mover y ser expulsadas a través de un trampilla por la cola de la aeronave en caso de emergencia.

Varias empresas ya han mostrado interés por esta idea, que tiene registrada el vigués durante los próximos veinte años. «Se trata de un nuevo concepto en aviación pero tienen que certificarlo las autoridades aeronáuticas porque es muy difícil que una empresa del sector invierta en este sistema, sobre todo con la crisis, si no es obligatorio», reconoce Agustín, que está decidido a promocionarlo.

El tamaño de las cápsulas podría variar en función del tipo de avión y habría casos en las que este vigués incluso baraja la posibilidad de incorporar mini-hospitales, depósitos de agua, alimentos u otros contenidos para administrar en caso de emergencia humanitaria o desastre natural. Podrían llegar a tierra ya que cada una de las cápsulas incorporaría un paracaídas y luces de señalización.

Para su uso con pasajeros, la patente plantea que en el interior se podría crear un habitáculo acolchado con un sistema de airbag incorporado. Además podría funcionar como una especie de vehículo anfibio ya que contaría con un motor auxiliar para el desplazamiento sobre el agua en caso de amerizaje.

Agustín Aguinaldo interpuso una demanda contra Disney por reproducir el contenido de su primera patente en la película Air Force One, de 1997. En una escena del filme se veía como abandonaban el avión presidencial en un cápsula, sistema que el propio Bill Clinton desmintió que tuviese el real. Hace unos meses el inventor vigués fue condenado a pagar las costas del juicio pero ha presentado un recurso de apelación en la Audiencia Provincial de Madrid y espera que se resuelva.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: