h1

La burocracia como freno en Salamanca

18/02/2011

En los tiempos que vivimos, en los que la integración de interconexión de los servicios de emergencias están a la orden del día (lo vimos estos meses con el 112 en varios puntos de España), suena casi a chiste que un problema burocrático retrase o impida este tipo de integraciones que, sin duda, son muy provechosas para los ciudadanos.

El pasado mes de enro estaba prevista la firma del convenio entre la Delegación del Gobierno en Castilla y León y el Ayuntamiento de la capital para la integración de las salas del 091 y 092. Sin embargo, el del

egado, Miguel Alejo, y el alcalde, Julián Lanzarote, comparecieron ante la prensa con las manos vacías explicando que el acto se suspendía como tal, ya que los asesores jurídicos habían advertido a última hora de que faltaba un documento «necesario» para que el acuerdo tuviera plena validez. Miguel Alejo señaló que «estamos en un estado de derecho y las cosas hay que hacerlas como hay que hacerlas, así que se pospone la firma para otro momento».

De esta forma, se retrasa la aplicación en Salamanca de un modelo que ya funciona en Valladolid y en León con buenos resultados. Se trata de la integración en una sala conjunta de la atención telefónica de la Policía Nacional y la Policía Local, lo que facilita una respuesta más efectiva y más rápida a los problemas que surgen en horario de noche.

Así, cuando se subsane la falta del documento que hizo imposible la firma, la Policía Local y la Nacional trabajarán desde una misma sala desde las 23.00 horas hasta las siete de la mañana, dividiendo Salamanca en cuatro zonas de actuación, cada una con sus efectivos asignados.

Miguel Alejo subrayó que en Valladolid y León, el funcionamiento de la sala conjunta ha permitido «reducir en un tiempo de entre cuatro y cinco minutos la respuesta ante el incidente». El alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, que mostró su convencimiento de que el problema se resolverá en breve, señaló que «al ciudadano no hay que explicarle si tiene que llamar a un teléfono u otro, si va una policía o la otra, si tiene un problema tiene que acudir la policía sin más».

Nos gustaría que este tipo de errores, aún en el caso de que sean fácilmente subsanables – como lo es aquí -, no se sucediesen en demasía. Con la seguridad de los ciudadanos no se juega, y el tiempo de respuesta de los servicios de emergencia, en algunos casos, es la diferencia entre la desgracia o un buen final.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: